Sábado 4 de Julio de 2020

Hoy es Sábado 4 de Julio de 2020 y son las 07:21 ULTIMOS TITULOS:

  • 11.4º
  • Mayormente despejado

11.4°

SAN LUIS

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

30/06/2020

Milongas Extremas vuela con nuevos aires por "El mismo cielo"

El cuarteto uruguayo de guitarras lanzó a través de plataformas digitales su tercer disco donde incorpora otras sonoridades y que registró en Bilbao.

El cuarteto uruguayo de guitarras Milongas Extremas lanzó a través de plataformas digitales “El mismo cielo”, su tercer disco donde incorpora otras sonoridades y que registró en Bilbao con producción de Iñaki Antón, miembro del grupo español Extremoduro, banda que lo influenció para formarse.

“Once años después de hacer versiones de Extremoduro, estar grabando con Iñaki Antón en su estudio de Bilbao es muy loco y fue parte de un proceso que fue hermoso”, confiesa a Télam Pablo “Paio” Pineyro, uno de los integrantes de Milongas Extremas.

El músico que comparte el cuarteto con Francisco Stareczek, Matías Rodríguez y Santiago Martínez Pintos, comenta que “tenía un poco de miedo al principio pero Iñaki es un ídolo, 'el puto amo' y estar grabando con él en su casa fue increíble. Ahora lo quiero mucho más, como músico, como compañero, como profesional, como todo”.

Buenos Aires es un lugar al que los músicos uruguayos vamos mucho. Siempre queremos ir, es un público hermoso. Tienen una pasión exacerbada, hay un abrazo y unas ganas de ayudar a la banda precioso.

Pablo Pineyro
Milongas Extremas llegó a “El mismo cielo” después de debutar con un álbum homónimo y publicar en 2016 “Temprano” en un proceso que Pineyro describe como “un primer disco como un juego con todos temas de Extremoduro y un segundo con todos temas nuestros”.

Télam: ¿Qué novedad propone “El mismo cielo”?

Pablo Pineyro: En este hay muchas diferencias porque en los primeros discos respetamos mucho la formación de cuarteto. En este, Iñaki nos dijo que no entendía por qué nos circunscribíamos a las guitarras y no tocábamos otros instrumentos. En vivo se entiende, pero en un disco, hagamos lo que nos piden los temas, respetando sí la identidad del grupo, pero hagámoslo. Fue medio experimental, yo toco el saxo, Matías toca la batería. En este disco participó Gino Pavone, amigo de Iñaki, e hizo las percusiones y baterías. Empezamos a jugar con esos colores que no estaban presentes antes. Ahora dejamos que fluyeran las canciones y creo que les hizo muy bien, también a nosotros. Fue un disfrute total y una investigación de cosas, grabamos charangos, guitarras eléctricas, guitarras acústicas, bajos, pero sin avasallar. Siempre menos, es más. Y varía mucho.

T: ¿Cómo influyó la situación de aislamiento en la salida del disco?

PP: La cuarentena parece una serie. Tiene mil caras. Y con esta situación, decidimos sacar “El mismo cielo” de manera digital. Teníamos planificada la presentación del disco en Montevideo, es nuevo para nosotros y para la gente que nos conoce. Sumamos mucho. La idea es tener shows más íntimos, con las guitarras, y el otro con banda. Disfrutamos muchísimo los toques a cuatro guitarras, no los vamos a dejar de hacer. Sumamos porque van a ser otro tipo de toques. Hay que ver cómo funciona. La idea era sacar el disco en marzo, pero se paró por la pandemia. Íbamos a tener shows en el Solís, uno de los teatros más importantes de Montevideo. Teníamos pensado hacer otro con Iñaki en diciembre. Pero bueno, no quiero verlo desde un lugar de lamento.

T: ¿Cómo fue la vida de la banda en la virtualidad?

PP: Empezamos a improvisar un poco, apareció la parte creativa, temas nuevos, videos con el celular. Subimos “Alero en cuarentena” y “Susurro” a las redes. Extrañamos mucho la presencialidad y habrá que ver cómo volvemos a la cancha. Igual queríamos hacer un parate para que la gente procese el disco. Si bien no es algo distinto, tiene otros colores. El año pasado le mandamos muchos temas a Iñaki y eligió nueve para el disco. Nos dijo que no descartáramos los otros. Componemos en general de forma colectiva. Un tema que uno hace pasa por el filtro de Milongas: melodías, acordes, ritmos, letras. Lo más complicado es la letra. Tenemos un acuerdo, el que la canta decide cómo es, tiene que sentirse más cómodo con las palabras que mejor expresen lo que la canción dice.

T: ¿Cuánto repercute la cuarentena en la actividad artística?

PP: La parte económica es muy complicada, el mercado musical en Uruguay es muy limitado. Al principio de la pandemia Agremiarte y Coparte hicieron movidas de apoyo a los músicos, financiado por la Intendencia de Montevideo, del Frente Amplio. El gobierno nacional ahora es de derecha, pero las instituciones públicas estaban en transición cuando se desató la pandemia, entonces sostuvieron muchos apoyos para la comunidad artística. La cara más complicada para el músico es que nuestro sueldo se arma con los toques y ahora no pasa.

T: ¿Cómo definís la relación con el público argentino?

PP: Buenos Aires es un lugar al que los músicos uruguayos vamos mucho. Siempre queremos ir, es un público hermoso. Tienen una pasión exacerbada, hay un abrazo y unas ganas de ayudar a la banda precioso. La última vez que fuimos al Konex se agotó y estuvo muy lindo. La primera vez que fuimos fue en el 2010 y hace cuatro años tocamos bastante en Buenos Aires; en el CAFF, con la gente de la Orquesta Típica Fernández Fierro, con quienes ya tenemos un vínculo y hemos invitado varias veces a Montevideo.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »